¿Cansado o fatigado? Puede ser por falta de magnesio
7 noviembre, 2018
¿Tienes la piel preparada para estas Navidades?
19 diciembre, 2018

¡Hablemos de la piel atópica!

¿Porque será que antes nadie hablaba de piel atópica y ahora parece que todos los niños la padecen? Sois muchas las mamás que acudís a la farmacia cansadas de probar productos sin los resultados esperados, así que vamos a contaros unos trucos para dar en el clavo con el tratamiento.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se caracteriza por zonas del cuerpo más rugosas que otras, un picor que nos hace rascar hasta producir heridas, sequedad extrema a pesar de aplicar crema, mofletes enrojecidos… Afecta fundamentalmente a las superficies flexoras de codos y rodillas, el cuero cabelludo, la cara y el torso.

La realidad es que no se conoce su causa exacta, pero se cree que están involucrados factores genéticos atribuibles al sistema inmunitario, aquel que nos defiende de enfermedades. Por este motivo las personas con dermatitis atópica a menudo tienden a padecer enfermedades alérgicas como el asma bronquial. Suele aparecer en bebés o niños pequeños y puede prolongarse hasta la adolescencia o incluso, entrada la edad adulta.

Sentimos deciros que la dermatitis atópica… ¡NO SE CURA! Nuestro objetivo debe estar encaminado a controlar los brotes y, en caso de que esto ocurra, intentaremos controlar el picor y mantener la piel hidratada. Para ello es fundamental utilizar siempre productos específicos, tanto para la limpieza como para hidratar la piel después del baño.

Si aun así los brotes son incontrolables, el médico recomendará el uso de corticoides tópicos, como Clovate, Lexxema o Diproderm… Si estáis familiarizados con esta problemática os sonarán muchísimo. El problema es que estos fármacos tienen algunos efectos secundarios importantes como: la producción de manchas en la piel, irritación, … y además son fotosensibles, por lo que debemos siempre acompañarlas de crema solar.

¡Pero no te asustes! Existe una alternativa exenta de efectos adversos llamada Dermaveel de laboratorios Heel.
Se trata de una crema con propiedades antiinflamatorias, antipruriginosas e hidratante. Se puede usar en cualquier parte del cuerpo (cara, cuello, muñecas, ingles, flexuras de rodilla y codo) y es apto para todas las edades.
Contiene:
Ectoína que protege a las células frente a la deshidratación y ayuda a reducir la inflamación.
Extracto de corteza de avellano que ayuda a aliviar el prurito y en la defensa frente a microorganismos.
Crema lamelar que mejora la capa lipídica y reduce la pérdida de agua.

Recuerda que en la piel atópica la prevención es clave. Repasa todos los pasos a seguir en la infografía que adjuntamos a continuación