¡Yo me llevo 4, no 50!
19 julio, 2017
¡Oh dios mío! ¡Mi hijo tiene piojos!
24 agosto, 2017

El agodón no engaña

La limpieza de nuestro rostro es el primer paso básico para preparar nuestra piel antes de aplicarnos cualquier tratamiento de hidratación, antiaging, reafirmante, antimanchas… Y no solemos darle la importancia que se merece. Al preguntar a nuestras clientas sobre su ritual de limpieza del rostro nos hemos dado cuenta que muchas de vosotras lo hacéis simplemente con agua, con un jabón inadecuado, solamente el día que os aplicáis maquillaje,…  A todas vosotras queremos proponeros un reto: Pasad por la farmacia a por una muestra de Solución micelar de Bioderma y haz la prueba del algodón. Después de tu limpieza habitual del rostro, pasa un algodón impregnado de Solución micelar de Bioderma y comprueba si sale limpio. Si es así, tu higiene es correcta, sino deja que te cuente algo…

 

En nuestra piel se acumulan todo tipo de impurezas a lo largo del día. Algunas de ellas son de origen graso como el propio sebo de la piel, restos de maquillaje… Y otras son impurezas de tipo acuoso como el sudor, el polvo o nuestras propias células muertas.

Con esto te lo digo ¡TODO! Para hacer una limpieza perfecta de nuestra piel deberíamos hacer una primera higiene para retirar las impurezas grasas y un segundo paso donde eliminamos las impurezas acuosas. Una práctica habitual entre las mujeres asiáticas que lo llaman el método de doble limpieza facial.

Por suerte las marcas de Dermocosmética que no dejan de pensar en nosotras y en cómo facilitarnos los rituales de belleza a las más comodonas, han diseñado un montón de productos que nos permiten hacer una buena limpieza en un solo paso y en pocos segundos. Así que todas podremos encontrar un producto adecuado a nuestra piel y nuestros gustos.

Una higiene correcta favorece la acción de cualquier crema que nos apliquemos a continuación. Para que nos entendamos, si tú vas a aplicar un aceite a un mueble para hidratarlo y que quede brillante, antes de hacerlo, lo limpiarás o le quitarás el polvo al mueble para evitar que quede el polvo pegado. Pues esto es lo mismo, chicas, si aplicamos un sérum o una crema encima de la suciedad no va a penetrar lo que debería y, por tanto, no nos servirá de nada ni aunque nos pongamos mil quilos de crema.

 

Ahora que ya sabes lo importante que es la limpieza de tu rostro, es hora de escoger el producto más adecuado para introducirlo como primer paso en tu rutina beauty.

Aprovecho para dejarte algunos consejitos sobre productos de higiene facial que te pueden resultar muy útiles:

-Si eres una mujer práctica que tiene poco tiempo para dedicarse a la higiene utiliza una Agua micelar de Bioderma que desmaquilla y limpia tu cara y tus ojos en un solo paso.

-Si le puedes dedicar unos minutillos y sueles tener la piel con tendencia a seca te recomiendo que utilices una leche desmaquillante como la de Caudalie junto con el tónico de Caudalie que acabará de eliminar las impurezas de la piel. U otra opción maravillosa es el bálsamo de Sensilis se trata de una cera sólida que se deshace con el calor corporal al cogerla con las manos. Se aplica y al aclara con agua se forma una espuma muy agradable.

-Si por otro lado sueles tener granitos o bien tienes la piel con tendencia a grasa lo mejor es que uses un gel específico para tu tipo de piel como el Sébium de Bioderma que te ayudará a eliminar todos estos brillos dándote frescor y limpieza a tu rostro.

También puedes utilizar la limpieza para potenciar tu tratamiento, con productos que te ayuden a eliminar las manchas, reducir las primeras arruguitas de expresión, cerrar el poro, hidratar tu piel, detoxificarla…

Y sobre todo no te olvides de los ojos. La piel del contorno del ojo es totalmente diferente a la del resto del rostro y por eso requiere unos cuidados especiales a nivel de cremas y también de limpieza. Debemos usar un producto específico, sobre todo si usamos maquillaje y más aún si éste es waterproof.

No dudes en pasarte por la farmacia y consultarnos: ¡El algodón no engaña!