Diabetis. L'artifici i la protecció del cos.
Dia Mundial de la Diabetis
16 noviembre, 2016
La pell. Hi tens cura i la protegeixes?
Protegeixes i cuides la teva pell del fred?
14 diciembre, 2016

Las 7 preguntas más frecuentes sobre el SIDA

SIDA. ¿Qué sabemos del virus?

SIDA. ¿Qué sabemos del virus?

Mañana es el Día Mundial de las Respuestas contra el SIDA. Aún hoy son muchas las preguntas que nos hacemos sobre esta enfermedad causa del desconocimiento. ¿Qué es exactamente?¿Se puede prevenir?¿Me puedo contagiar? Son las preguntas más frecuentes que recibe el farmacéutico en farmacia comunitaria sobre dicho síndrome. A continuación se resuelven estas y muchas otras dudas ¡en solo 7 preguntas!

1. ¿Qué es el SIDA?

Tal como se define por su nombre, se trata del Síndrome de la InmunoDeficiencia Adquirida (SIDA) -también lo podéis encontrar como AIDS (Acquired Immune Deficiency Syndrome) o VIH (virus de la inmunodeficiencia humana)-. Realmente se trata de un virus (VIH) que ataca al sistema inmunitario, debilitándolo y favoreciendo la capacidad de contraer infecciones o cánceres que pueden resultar siendo mortales. En la manifestación de este conjunto de síntomas es cuando se dice que hay un síndrome, el SIDA. Aunque es un virus, una vez entra en el organismo no se puede eliminar. Se reproduce muy rápido y, hoy por hoy, la única solución es el uso de antiretrovirales, es decir, fármacos que impiden la multiplicación del virus (en la pregunta 5 te contamos los posibles tratamientos en más detalle).

2. ¿Cómo se transmite?

El virus de la inmunodeficiencia humana puede transmitirse entre personas a través del contacto sexual; a través de la sangre, ya sea por transfusiones de sangre o por compartir agujas; a través de la vía placentaria, de madre a hijo, por compartir circulación sanguínea; a través de la lactancia, transmitiendo el virus por la leche materna desde una mujer infectada.

Cabe recalcar que no es un virus que se transmita en NINGÚN concepto por contacto en un abrazo, picada de mosquitos, por participar en deportes con personas infectadas, así como compartir objetos que hayan estado en manos de enfermos. Por lo que respecta a la donación de sangre o órganos, nunca hay ni la más mínima posibilidad de infectar a las personas involucradas en el desarrollo de la actividad ya que los bancos de sangre y los programas de donación de órganos llevan a cabo exámenes muy concretos a los donantes para proteger el sistema de donación y a los pacientes (en caso de que la donación se hiciera por una persona infectada por SIDA, se detectaría rápidamente, en la primera fase de estos exámenes, de manera que no se daría como válido).

Las personas más susceptibles a contraer VIH son drogadictos que comparten agujas con compañeros ya infectados; bebés de madres con VIH que no hayan recibido tratamiento contra dicho virus durante la gestación; personas que mantienen relaciones sexuales sin protección, sobretodo si son con personas que siguen un comportamiento de alto riesgo, o con personas con VIH; compañeros sexuales de personas que desarrollan actividades de alto riesgo (drogas inyectables o sexo anal con personas infectadas); personas que recibieron transfusiones de sangre o hemoderivados entre 1977 y 1985, años en los que aún no estaba establecido el selecto cribado para la detección de esta y otras enfermedades.

3. ¿Cuál es la vía de transmisión más común?

En Estados Unidos, en el año 2014 se llevó a cabo un análisis estadístico a nivel estatal sobre la enfermedad y distintos factores como la cantidad de personas que reciben el diagnóstico de VIH, que viven con VIH, la situación mundial de la enfermedad, entre otros. Os adjuntamos una de estas estadísticas donde señala la vía de transmisión más común.

Categoría de transmisión del VIH

Imagen 1. Categoría de transmisión del VIH. Imagen extraída de la web de CDC (Enlace).

4. ¿Puedo prevenir/evitar la infección por SIDA?

Tal y como se nombra en la pregunta 2, en la mayoría de los puntos, se tendrán que evitar los focos de transmisión para prevenir la infección. Se ha demostrado que únicamente el semen, la sangre, el flujo vaginal y la leche materna le transmiten la infección a otros. El virus también puede estar presente en la saliva, las lágrimas y el líquido cefalorraquídeo.

  • Hacerse SIEMPRE la prueba de detección si hay duda de haber podido ser infectado de manera INMEDIATA. Hay que protegerse a uno mismo y a las personas con las que se pueda compartir la vida más íntima (parejas sexuales, hijos, etc.).
  • Tener prácticas sexuales con precaución, con barrera física. Aún así, existe la posibilidad de desgarro de la barrera.
  • No usar drogas ni compartir agujas/jeringas. En algunas farmacias, por ejemplo en Farmacia Colldeforn, se pueden conseguir jeringas nuevas y estériles a cambio de desechar las jeringas usadas.
  • Evitar el contacto con la sangre de otra persona infectada.
  • No donar sangre, plasma, órganos ni semen en caso de ser una persona infectada.
  • En caso de ser mujer VIH positiva, informarse de los mecanismos existentes para evitar infectar al feto.
  • Evitar la lactancia materna para prevenir la transmisión al bebé.

5. ¿Existe una prueba para determinar si estoy infectado?

La respuesta es sí, existe una prueba. En realidad es una prueba inicial de detección, que puede ser de sangre o de líquidos de la boca, buscando anticuerpos del virus del VIH, antígenos del VIH o ambos. Si esta prueba inicial resulta ser positiva se llevarán a cabo pruebas de seguimiento -o de confirmación-.

Y es verdad que no son las únicas pruebas. Se llevan a cabo análisis de sangre periódicos para verificar el contenido de células CD4 de las personas con SIDA. Estas células, a modo de resumen, son el tipo de células que se ven destruidas por la infección por VIH. Cuando la cantidad de dichas desciende de 350 se presentan los primeros síntomas y al disminuir hasta 200 se presentan las complicaciones más graves.

6. ¿Existe tratamiento para curar el VIH?

De momento, y decimos de momento porque la ciencia avanza muy deprisa, no existe un tratamiento para eliminar el VIH del organismo. Lo que sí que existen son fármacos que evitan la reproducción del virus, la terapia antiretroviral (TARV). Actualmente, el tratamiento con TARV se recomienda a todas las personas infectadas, sea cual sea la cantidad de células CD4, es decir, tengan más o menos cercana la manifestación del síndrome (SIDA).

7. ¿Se puede tener calidad de vida estando infectado?

Como os indicábamos en la pregunta anterior, los tratamientos actuales no curan la infección. Solo funcionan siempre que se tomen TODOS los días. En el caso que se dejen de tomar, la carga viral del organismo aumentará de nuevo y la cantidad de células CD4 descenderá de nuevo. Además se podrán crear resistencias al medicamento si no se toma correctamente y conseguir que el tratamiento deje de funcionar, del mismo modo que ocurre con los antibióticos (revisa la entrada que realizamos sobre las resistencias).

Con tratamiento, y pautado/tomado de forma correcta, la mayoría de las personas que presentan el virus y el síndrome (SIDA), puede llevar una vida completamente normal y saludable.

Esperamos que cualquier duda, por pequeña que parezca, os animéis a pasar por nuestra farmacia. Nuestra gran suerte es poder trabajar con profesionales preparados y dispuestos a prestar atención y ayuda infinita a nuestros clientes y pacientes. No lo dudéis ni un segundo, y menos tratándose de esta enfermedad.

 Bibliografía

  • Centros para en Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Información sobre el VIH (Enlace).
  • MedLine Plus: VIH/SIDA (Enlace).
  • InfoSIDA. Portal facilitado por Janssen-Cilag, S.A. (Enlace).